miércoles, 14 de noviembre de 2012

Lagartos, serpientes y anfisbénidos



 
Estos reptiles son llamados escamosos porque la mayoría de ellos tienen el cuerpo cubierto de escamas córneas. En los escamosos tenemos tres formas de reptiles algo diferentes entre si: los anfisbénidos, los lagartos y las serpientes. Se les estudia asignándolos en un subgrupo a cada uno.  




- Lagartos.

 

En este grupo de reptiles encontramos los lagartos, iguanas, camaleones, monitores, y todos los otros reptiles similares a estos. Los miembros de este suborden por lo general tienen cuatro patas, pero no todos las tienen externas.

Aquellos que carecen de las extremidades se asemejan mucho a las serpientes. En realidad las patas no son la mayor diferencia entre los lagartos y las serpientes. En diferencia a las serpientes, los lagartos tienen 'cintura' y la mandíbula inferior soldada.


- Serpientes.



Las serpientes son reptiles con cuerpo largo y cubierto de escamas. Sus ojos no se mueven y no tienen párpados. Pueden proyectar su lengua gracias a la fuerza de su mandíbula.
Los huesos de su mandíbula están unidos por ligamentos elásticos, lo que permite que puedan abrir de forma desproporcionada su boca.
Existe un hueso llamado “cuadrado” que une el cráneo con cu mandíbula inferior. Este hueso es largo y movible y permite que ambas partes se puedan separar.
Tiene un esqueleto muy sencillo ya que está compuesto por la cabeza (ósea), la columna vertebral y las costillas, que se sostienen gracias a las vértebras. Las serpientes son animales ofidios, no tienen patas. Para desplazarse emplean movimientos en forma de onda, aunque también los pueden hacer de forma recta.
Las serpientes se tragan a su presa por completo, sin partirla ni masticarla.
Empiezan siempre por la cabeza de su presa, y poco a poco va bajando por su tubo digestivo.

Si se trata de una presa de gran tamaño, la mandíbula inferior se separa del cráneo, gracias al hueso “cuadrado” que antes hemos mencionado, ampliando así la capacidad de su boca.

Las serpientes pueden ser venenosas o no. De forma común, se daba el nombre de ofidismo a la intoxicación que se producía debido al veneno de las víboras.

Como reptiles que son, son animales de sangre fría o también llamados poiquilotermos. Esto significa que dependen del medio exterior para poder regular la temperatura de su cuerpo.Si nos adentramos en una clasificación más técnica, diremos que las serpientes son animales ectotermos porque su temperatura depende de la del medio, y heterotermos ya que esta temperatura puede variar dependiendo de la temperatura ambiente.


Evidentemente, las serpientes derivan de algún tipo de lagarto, pero los detalles concretos de su origen no están claros.


- Anfisbénidos.

 

Son conocidos como "culebrillas ciegas", porque se parecen a una lombriz de tierra por su cuerpo cilíndrico y alargado y viven adaptados a la vida subterránea.


Están emparentados con las serpientes y lagartos, de los que se diferencia por sus cráneos finos, colas cortas y el tamaño reducido del pulmón derecho. Son casi 160 especies y la mayoría no posee patas (o al menos no tienen las posteriores), comen invertebrados y pasan la mayor parte de su vida bajo tierra.


Se encuentran en África, Oriente y en América del Sur y hay pocas especies conocidas en Europa y Norteamérica.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada